Youtube Linkedin

Roundtable on Responsible Soy anuncia su ‘firme apoyo’ a la acción urgente en el Cerrado de Brasil

En una cumbre de alto nivel celebrada hoy en Londres, la Roundtable on Responsible Soy Association (RTRS) anunció su firme apoyo a un manifiesto de reciente publicación que exhorta a terminar con la destrucción de bosques y vegetación nativa en la región del Cerrado en Brasil.

En una declaración respaldada por su Comité Ejecutivo, RTRS expresó su apoyo al Manifiesto del Cerrado, redactado por más de sesenta organizaciones de Brasil.

El Manifiesto llama a empresas e inversores a tomar acción urgente a fin de garantizar que sus cadenas de abastecimiento de soja y carne no contribuyen en modo alguno a la deforestación y a la conversión a la agricultura de áreas naturales.

El Cerrado, considerada una de las mayores áreas naturales del mundo, ya ha sufrido, sin embargo, la destrucción de la mitad de su superficie original. Alberga aproximadamente el 5% de la biodiversidad mundial y la mitad de sus más de 11.000 especies vegetales son exclusivas de la región, ya que no se encuentran en ninguna otra parte del planeta. Asimismo, contiene almacenado el equivalente a 13.700 millones de toneladas de dióxido de carbono (CO2).

Como organización que viene trabajando con más de 32.000 productores de soja y con muchas empresas de agroalimentos y productos agrícolas mundialmente conocidos, RTRS será un canal clave para el cumplimiento de los compromisos expresados en el Manifiesto y constituye un estándar mundial viable de referencia para la certificación de soja fehacientemente libre de deforestación, que no contribuye a la conversión de la vegetación nativa.

Según afirma la Presidenta de RTRS, Marina B. de Engels, la clave es lograr alianzas de cooperación con productores de soja locales:

“La producción mundial de soja no puede dañar la biodiversidad del mundo, ese es nuestro punto de partida. El apoyo a los productores y a toda la cadena de abastecimiento de la soja para lograr una producción responsable del cultivo cumpliendo de manera confiable con el estándar de cero deforestación, constituye la clave.

“Los miembros de RTRS y los productores ya están demostrando en Brasil que es posible producir soja cumpliendo con este estándar, sin sacrificar el rédito económico. RTRS da su firme apoyo al Manifiesto del Cerrado y está dispuesta a entablar contacto con productores locales para ser parte de la solución, en lugar de ser parte del problema”.

Una innovación reciente de RTRS ha sido la aprobación de su nuevo Estándar para la Producción de Soja Responsable. En junio de 2016, se aprobó la tercera versión del estándar de RTRS y se estableció el esquema mundial de soja sustentable, que promueve cero deforestación y conversión, y profundiza requerimientos para promover relaciones laborales y con la comunidad más responsables.

Además de ser una mesa redonda de alcance mundial, integrada por actores diversos y múltiples, RTRS también es un protagonista clave en la certificación de producción de soja fehacientemente responsable. En 2016, la producción con certificación RTRS aumentó un 29% respecto de 2015 y más de 32.000 productores de Argentina, Brasil, Canadá, China, EEUU, India, Paraguay y Uruguay produjeron en conjunto más de tres millones de toneladas de soja certificada RTRS. La mayor parte de esta soja se vendió en el mercado europeo.

Como parte del Manifiesto del Cerrado, los gobiernos y el sector privado deben desarrollar incentivos o instrumentos económicos “para recompensar el esfuerzo de los productores por conservar las áreas de vegetación nativa”.

Como señaló Jean F. Timmers, líder del sector de soja en WWF y miembro del Comité Ejecutivo de RTRS, esta es la razón por la cual RTRS desempeñará un rol vital en los avances alcanzados de cara al escenario actual:

“WWF, signatario del Manifiesto de Cerrado, es un socio clave en la iniciativa de Collaboration for Forests and Agriculture (CFA), y considera el estándar de RTRS como el único que prohíbe todo tipo de conversión de vegetación natural y como una herramienta muy útil que asegura la implementación transparente de este objetivo”.

Y según afirma el Director Ejecutivo de RTRS, Marcelo Visconti, RTRS es el estándar que puede generar, a escala, el cambio necesario para proteger el Cerrado:

“El desafío es global; e involucra a las futuras generaciones. Los compromisos internacionales asumidos por los diversos sectores, privado, gobierno, sociedad civil y la comunidad exigen un renovado plan de acción y soluciones sostenibles en el largo plazo”.

“Ante el sostenido crecimiento de la producción de soja responsable, RTRS se presenta como una alternativa concreta y probada para atender una demanda exigente. Nuestro estándar, que se aplica a vegetación nativa y a bosques, fue redactado en forma colaborativa a través del diálogo entre productores, la industria y ONGs. Se trata de una certificación transparente y confiable que reduce los riesgos en la cadena de abastecimiento”.

“Por esta razón RTRS desea dar su apoyo al Manifiesto del Cerrado y ofrecer su estándar global como canal primario para iniciar acciones rápidas y concretas en la región”.

Notas

El Manifiesto del Cerrado fue publicado en septiembre de 2017 por diversas organizaciones brasileñas como WWF-Brasil, The Nature Conservancy (TNC), Earth Innovation, CI-Brasil, Greenpeace Brasil, IPAM e Imaflora. Constituye el tema central de una serie de talleres y reuniones de alto nivel a realizarse  en Londres y Bruselas en la semana del 23 de octubre de 2017.

Fundada en 2006, la Roundtable on Responsible Soy Association (RTRS) es una iniciativa civil internacional pionera integrada por los principales representantes de la cadena de valor de la soja, como son los productores, la industria, el comercio, el área de finanzas y la sociedad civil. La misión de RTRS es promover la práctica y el aumento de la producción de soja sustentable, a través del Estándar RTRS para la Producción de Soja Responsable, de aplicación en todo el mundo, a fin de garantizar una producción ambientalmente apropiada, socialmente adecuada y económicamente factible. Actualmente, RTRS cuenta con más de 190 miembros de distintos países del mundo.

Según los registros de RTRS, en el año 2016 en Brasil se cultivaron en 1.246.020 hectáreas 2.273.169 toneladas de soja certificada por RTRS, y en ese año se registró en el país un área protegida de 554.422 hectáreas. Los mismos registros indican, también, que en la región del Cerrado en 2016, se cultivaron en 951.143 hectáreas 1.794.629 toneladas de soja certificada por RTRS, y que el área protegida en la región asciende a 412.634 hectáreas. En la región del Amazonas, se cultivaron en 294.876 hectáreas 478.540 toneladas de soja certificada por RTRS y se registró un área protegida de 141.788 hectáreas.

El estándar RTRS es aplicable a múltiples actores y garantiza Cero Deforestación y Conversión en la producción de soja. Los productores que cumplen con el estándar de RTRS también incorporan una serie de mejoras en materia de agroquímicos y recursos humanos, evitando así posibles daños ambientales o sociales atribuibles a la producción de soja.

Collaboration for Forests and Agriculture (CFA), una de las iniciativas clave de apoyo al Manifiesto del Cerrado, es un proyecto de cinco años destinado a transformar la producción de soja y carne con cero deforestación en el estándar mundial para estos productos. Fue lanzado en 2016 en forma conjunta por la National Wildlife Federation (NWF), The Nature Conservancy (TNC), the World Wildlife Fund (WWF), la Gordon and Betty Moore Foundation y otros socios estratégicos.