Youtube Linkedin Flickr

El Comité Ejecutivo de RTRS se reúne en Piauí, Brasil para debatir sobre los lineamientos y el futuro de la Asociación

7T8A1235-okEn el mes de febrero, Fazenda Progresso – establecimiento ubicado en la ciudad de Sebastião Leal (estado de Piauí), Brasil – a unos 400 km de Teresina, capital del estado – recibió al Comité Ejecutivo de la Round Table on Responsible Soy Association (RTRS) para celebrar la primera reunión de 2019. Fueron dos días de reuniones y un día de visitas a establecimientos certificados y no certificados, casos de agricultura familiar y proyectos sociales en proceso de certificación RTRS.

En esta ocasión, el grupo tuvo la oportunidad de realizar una visita técnica por el establecimiento, que ha invertido en innovación y tecnología en la producción de soja, lo cual ha potenciado la producción agrícola en la región y beneficiado a las comunidades locales cercanas. Para RTRS, reunir al Comité Ejecutivo en establecimientos agrícolas como este aporta distintas perspectivas y enriquece el debate.

7T8A1489-ok“Esta es la primera vez que nos reunimos en la región Nordeste; mantuvimos dos días de reuniones conversando sobre nuestros planes estratégicos y fijando lineamientos para futuros proyectos y alianzas. Un tema importante de discusión tuvo que ver con los pasos a seguir para que RTRS sea miembro oficial y reconocido de ISEAL Alliance”, señala la Marina Born, Presidenta de RTRS.

ISEAL es una asociación global que reúne estándares de sustentabilidad confiables en conformidad con los Códigos de Buenas Prácticas que promueven cambios mensurables a través de rigurosos esquemas de certificación abiertos y accesibles. Cuentan con el respaldo de entes de acreditación internacionales en conformidad con las mejores prácticas internacionales aceptadas. RTRS será el primer standard referido exclusivamente a producción de soja en ISEAL.

“Fue también una oportunidad para planificar nuestros objetivos futuros y a largo plazo. Las organizaciones, las ONG y los Gobiernos tienen que cumplir sus objetivos de sustentabilidad y responsabilidad social para el 2020 y estamos trabajando para que lo logren.  También nos ocupamos de estructurar las áreas en las que la Asociación trabajará hasta el 2025”,  dice Born.

La agenda del grupo también incluyó reuniones en la ciudad de Sebastião Leal (Piauí), con visitas a proyectos sociales, comunidades, pequeños productores y escuelas que cuentan con el apoyo de Fazenda Progresso.

7T8A3063-ok7T8A3106-ok

 

 

 

 

 

 

Gisela Introvini – miembro del Comité Ejecutivo de RTRS y Superintendente de FAPCEN, fundación que representa a productores de los estados brasileños de Maranhão, Tocantins y Piauí – asegura que la producción de soja contribuyó al desarrollo de ciudades en los tres estados. “Hace veinte años, Piauí era un estado pobre e improductivo, pero ahora su techo de productividad es similar al de cualquier otro estado de Brasil. La soja también constituye una fuente de trabajo e ingresos. Las ciudades productoras de soja en la región Nordeste ostentan ingresos per capita e índices de desarrollo humano más altos que otras ciudades. La certificación es parte integral de estos procesos y los hace sustentables”, sostiene.

“Brasil es un país extenso, con diversidad de regiones productoras de soja. Hay ciertas peculiaridades en el estado de Piauí, por ejemplo, que no se encuentran en las regiones del sur o centro oeste del país. Nuestro Comité Ejecutivo está integrado por individuos de distintas partes de Brasil y del mundo; para muchos, fue la primera oportunidad para entrar en contacto con esta realidad. RTRS facilita la generación de relaciones y el intercambio de conocimientos, ya que somos una mesa redonda basada en el diálogo y que convoca distintas iniciativas en torno a la soja a nivel global, lo cual es muy enriquecedor. En virtud de ello, durante estos días de encuentro, el Comité Ejecutivo destinó buena parte del tiempo a pensar en distintas estrategias para que esta mesa redonda pueda crecer y ser más representativa”, dice Marina Born.

Acerca de Grupo Progresso

La familia Sanders – propietaria del Grupo Progresso y otros cuatro establecimientos agrícolas del estado de Piauí y uno en Minas Gerais – decidió invertir en la certificación de su producción de soja en Fazenda Progresso, en conformidad con los principios y criterios de RTRS. Fue un hito para el Nordeste de Brasil, ya que este establecimiento fue uno de los primeros en la región en obtener la certificación.

Las instalaciones en Fazenda Progresso son por cierto impactantes y denotan la importancia de invertir en innovación y tecnología; la misma operación agrícola es impactante. Fazenda Progresso tiene un total de 26.000 hectáreas de soja y 4.100 hectáreas de algodón. Ambos cultivos están certificados. La soja cuenta con la Certificación de la Round Table on Responsible Soy Association (RTRS) y el algodón con certificación de ABR y licencia de CBI.