Youtube Linkedin

PERFILES RTRS

Volver al listado completo

CAT

CAT es una asociación de productores rurales, una organización sin fines de lucro, cuyo objetivo principal es promover el desarrollo sustentable de Mato Grosso a través de proyectos socio-ambientales y de cursos, seminarios, talleres y visitas de campo llevando las tecnologías sustentables al sector productivo de la región.

UBICACIÓN Sorriso, Mato Grosso, Brazil
HECTAREAS 21,342
TONELADAS 60,000
CONTACTO

Cynthia Moleta Cominesi

ÁREAS PROTEGIDAS 10,164

Por qué certificar

Como el principal objetivo de CAT es promover la sustentabilidad y el uso de buenas prácticas agrícolas en el campo, se desarrolló la certificación como herramienta para implementar dichas buenas prácticas de manera tal que podamos medir esta implementación. Es así como, cuando surgió la posibilidad de una alianza con WWF Brasil a través del proyecto Gente que Produz e Preserva (Gente que produce y preserva), CAT abrazó la causa y la Certificación RTRS.

Experiencia en RTRS

El obstáculo principal es la participación de los productores pues las certificaciones en general, como la de la RTRS, aún están muy alejadas de la vida cotidiana y del conocimiento de los productores rurales.  Por ende, tal como sucede con todo lo nuevo, siempre hay prejuicios y mucha desconfianza de parte de los productores en sumarse al proceso. Y esto no es porque estén lejos de la certificación. En nuestro caso, los productores no tenían problemas ambientales y el aspecto más difícil en relación con las conformidades inmediatas eran los temas laborales y los principios de gestión en la propiedad rural. Otro punto bastante preocupante para los productores es la venta de los Créditos ya que la demanda aún es escasa.  Por lo tanto, los productores tienen temor de invertir y de no poder recuperar la inversión realizada en la adecuación total de la propiedad a los criterios de la RTRS.

 

Beneficios de la Certificación RTRS

Los productores tuvieron impactos positivos con la Certificación RTRS. El primero y más inmediato es el tema de la administración de la finca. Ahora se hace un seguimiento de todas las actividades, que pasaron a ser monitoreadas. Además, el productor está conforme con los temas laborales y así se evitan riesgos de demandas judiciales y se aumenta la interacción entre trabajadores y propietarios de fincas. Los empleados empezarán a percibir que la finca respeta las leyes y se preocupa por la calidad de vida de su personal. En cuanto a los temas ambientales, el mayor problema era la gestión de residuos sólidos y contaminados. Ahora, todos tienen recolección selectiva en sus propiedades y entregan los residuos a las empresas que hacen el debido descarte de dichos materiales. Sin mencionar que las áreas con vegetación ripícola y las reservas legales, inclusive aquellas con niveles de vegetación superiores a lo exigido por la ley, permanecieron protegidas.

Otra información relevante

Un punto muy importante de mencionar nuevamente es la venta de los Créditos. Esto va a influir directamente en la decisión de los productores de si continúan o no con la Certificación RTRS. Si no hubiera venta de Créditos en este primer año y dado que el proyecto dará apoyo hasta junio de 2016, los productores no tendrán ningún estímulo para realizar las auditorías del segundo año y así, todo el trabajo realizado por el proyecto se perderá.