Youtube Linkedin

La RTRS promueve a la Fuerza de Tareas de Brasil para deliberar sobre la sustentabilidad en la producción agrícola

La Asociación Internacional de Soja Responsable (RTRS) reunió, a comienzos de agosto en la Fundação Espaço ECO, en São Bernardo do Campo (Estado de São Paulo – Brasil), a representantes de ONGs, industrias y productores – entre ellos, Basf, Bayer, Amaggi, Monsanto, Rabobank, FAPCEN, Agroicone, IDH, Earth Innovation, GGF, Vanguarda Agro, CHS y Sindicato de Luiz Eduardo Magalhães. El objetivo del encuentro fue consolidar la Fuerza de Tareas de Brasil, grupo de trabajo voluntario, democrático, con la participación de importantes actores de la cadena de valor de la soja.

La Fuerza de Tareas de Brasil de la RTRS es un espacio de trabajo y colaboración que reúne a miembros de la asociación, incentivando el trabajo del mercado mundial y contribuyendo a la construcción de políticas públicas, difundiendo informaciones a los productores y consumidores, fortaleciendo así al mercado para soja responsable.

Participantes da Força Tarefa Brasil

“Este grupo acompañará y auxiliará el trabajo de la RTRS en Brasil, tanto en relación con los productores certificados como en la incorporación de nuevos miembros. Serán momentos para deliberar sobre grandes temas e intensificar la producción de soja responsable en el país. Movilizamos a diversos sectores interesados a participar en el proceso de la asociación y así contribuimos a atender la creciente demanda mundial de alimentos, comenta el Consultor Externo de la RTRS en Brasil, Cid Sanches.

Para Oswaldo Carvalho, miembro del Comité Ejecutivo de la RTRS, la unión de diferentes áreas de la cadena de valor de la soja con intereses diversos, pero con un objetivo en común, es esencial para garantizar el diálogo y la toma de decisiones por consenso. “La certificación es responsable de concientizar a los productores sobre producir con sustentabilidad y trabajar con el trinomio ambiental, social y económico por medio del Estándar RTRS, aplicable a escala mundial”, destaca.

Según Gisela Introvani, de la Fundación FAPCEN, las propiedades tienden a reproducir la tecnología unas de otras. “La RTRS abrió un camino de forma fabulosa para mostrarnos la importancia de la producción de soja sustentable. Los productores brasileños ganaron aun más espacio y relevancia en el mercado internacional”, destaca.

Plataforma de diálogo

Es parte del desafío de la RTRS trabajar para consolidarse como mesa redonda y ser reconocida como foro de diálogo que incluya e integre a múltiples actores, como productores, industria, sociedad civil, gobierno y entidades financieras con el objetivo de intercambiar experiencias, identificar necesidades y construir conjuntamente soluciones y acciones concretas.