Youtube Linkedin

PARTICIPE, COMPARTA Y CONOZCA MÁS SOBRE EL IMPACTO DE LA SOJA RESPONSABLE

“Una visita de campo es como una verificación de la realidad”, concluyó uno de los participantes del Viaje de Aprendizaje de la RTRS a Brasil durante la sesión final. Definitivamente, esto fue así para todos los 64 participantes del viaje organizado por la RTRS en la última semana de febrero de 2015. Durante dos días de visitas a productores de soja, pudieron verificar si sus ideas sobre el impacto de la soja responsable se correspondían con la realidad en el campo.

Aprenda de primera mano

Divididos en dos grupos, los participantes recibieron el cálido saludo de productores de soja tanto de Goiás como de Mato Grosso, dos de los principales estados productores de soja de Brasil. Goiás forma parte del bioma Cerrado, famoso por su sabana forestal y su biodiversidad, mientras que Mato Grosso es la ‘frontera agrícola’ próxima a la región amazónica. En cinco campos certificados RTRS, que cubren de 2.000 a casi 40.000 hectáreas, los participantes se reunieron con propietarios, gerentes y empleados de fincas, además de organizaciones de apoyo. Allí, se informaron de primera mano sobre los beneficios y desafíos de la soja responsable. Mientras visitaban los campos de soja, los participantes pudieron experimentar el polvo y el calor de los vastos campos de soja, vieron las enormes cosechadoras y se informaron de boca de los productores de cómo conservan la vegetación nativa en sus propiedades y de cómo practican la siembra directa.

Acatamiento legal

Los desafíos y beneficios para los productores de soja visitados fueron bastante similares entre sí. Independientemente de la escala de la finca, el acatamiento de las legislaciones locales y nacionales es el principal desafío para los productores de soja de Brasil. Aun cuando Brasil cuenta con una de las legislaciones sociales, agrícolas y ambientales más detalladas y elaboradas del mundo, el pleno cumplimiento legal no es una práctica común. En general, los productores no son conscientes de toda la legislación implicada en la producción de soja. Siendo una de los principios más relevantes del Estándar RTRS, el acatamiento legal es uno de los primeros pasos con los que los productores deben lidiar en el proceso de certificación.

Prima y otros beneficios

Todos los productores indicaron que de antemano habían esperado que la prima derivada de la soja responsable sería el activo más valioso de la venta de Soja Certificada RTRS. En la práctica, la prima es superada por otros beneficios, algunos de los cuales resultaron ser inesperados.  Los participantes se enteraron de que un mejor control y un mejor desempeño en la administración de la finca estaban entre los beneficios positivos de la soja responsable. Los productores también destacaron beneficios ambientales tales como un mejor uso del agua y la conservación o restauración de la vegetación nativa en la propiedad.

Vivienda, higiene y comidas

Conversar con los empleados de las fincas confirmó que las mejoras sociales derivadas de contar con la Certificación RTRS están entre los principales beneficios. Buenos ejemplos de ello son las condiciones de trabajo seguro y las buenas instalaciones para vivienda, higiene y comidas. La infraestructura mejorada para insumos tales como agroquímicos es beneficiosa para los trabajadores y el medio ambiente. Los productores también aplicaron las buenas prácticas agrícolas que forman parte del Estándar RTRS a otros cultivos (maíz y algodón), con el consecuente aumento de la productividad también de dichos cultivos.

Experimente los desafíos

La visita de campo fue una oportunidad única para que los participantes formularan todas las preguntas más candentes y conversaran sobre los problemas relacionados con la soja responsable y la adquisición sustentable, no solo con productores de soja, sino también entre los participantes de una amplia variedad de organizaciones y nacionalidades. En el recorrido de varias horas en mini vans para visitar los campos de soja, los participantes pudieron testimoniar la gran escala de la producción de soja y las grandes distancias en Brasil, una de las muchas experiencias para comprender los desafíos con los que los productores de soja responsable deben enfrentarse.

Gran variedad

Los 64 participantes fueron el reflejo de toda la cadena de valor de la soja, entre ellos, productores, organismos certificadores, traders, bancos, manufactureras de alimentos, sector de piensos, proveedores y la sociedad civil. Entre las compañías y organizaciones presentes estuvieron Danone, Mars, Nestlé, Walmart, Marks & Spencer, Royal Ahold, BNP Paribas, Bayer, WWF, Climate and Land Use Alliance y el Earth Innovation Institute. El mix de participantes de Argentina, Brasil, Canadá, Europa y los Estados Unidos garantizó muchos animados debates y el mutuo aprendizaje.

La demanda es la clave

Uno de los principales hallazgos fue que la demanda es la clave para transformar la producción de soja. Esto fue confirmado en el ‘Taller sobre Soja Sustentable’ del Foro de Bienes de Consumo del 26 de febrero de 2015, en Brasilia, al día siguiente de la visita de campo. Todos los participantes de la visita de campo formaron parte de este taller y debatieron sobre las formas de aumentar la oferta y la demanda de la soja certificada con casi 80 representantes de los sectores minorista, manufacturero, productores, traders y ONGs.

Transición

Agustín Mascotena, Director Ejecutivo de la RTRS y uno de los participantes, fue muy positivo respecto del resultado de la visita de campo. “La fuerte presencia de compradores actuales y potenciales durante el Viaje de Aprendizaje de la RTRS dio una señal positiva para los productores de que una cantidad cada vez mayor de compañías se comprometen con la soja responsable y de que la transición es inminente”, concluyó.

El viaje de Aprendizaje en Imágenes aquí.

Hechos y cifras de los campos Certificados RTRS que se visitaron

Tres productores de los estados de Goiás y Mato Grosso, en Brasil  recibieron a los participantes de la visita de campo en sus fincas certificadas RTRS.

 

Goiás

Fazenda Pamplona: operada por SLC Agrícola y ubicada en Cristalina, fue certificada RTRS en 2011. Se trata de una gran finca, con un moderno sistema de producción. El preciso manejo de los sistemas de irrigación en la finca garantiza altos rindes y una maduración homogénea de los cultivos.

Área plantada: 17.384 ha

Producción: soja, algodón, maíz, café, cultivos de cobertura

Otras certificaciones: UTZ (café) y el Programa Social y Ambiental (algodón)

 

Fazenda Santo Antonio de Mato Alto: Ubicada en Alto Paraiso de Goiás y certificada por la RTRS en 2014. Se trata de una finca de porte mediano incluida en la certificación grupal de Aliança da Terra. La finca fue una de las finalistas en la categoría de “propiedad que más evolucionó durante 2013”, del IV Premio Produzindo Certo de Brasil.

Área plantada: 2.300 ha

Producción: soja, maíz, cultivos de cobertura, eucaliptus, ganado

 

Mato Grosso

Fazenda Tucunaré: Ubicada en la ciudad de Sapezal y con la Certificación RTRS desde 2011, la Fazenda Tucunaré es operada por Amaggi. Se trata de una gran finca con un moderno sistema de producción. La región donde se encuentra tiene un clima estable para diferentes cultivos.

Área plantada: 39.381ha

Producción: soja, maíz, cultivos de cobertura, ganado

Otras certificaciones: ProTerra, ISCC, ISO14001

 

Fazenda Santa Maria: Ubicada cerca de la ciudad de Campo Novo do Parecis en Mato Grosso, y con la Certificación RTRS desde 2013, incluida en la certificación grupal de Amaggi. Se trata de una finca de porte mediano, con un moderno sistema de producción. La región donde se encuentra tiene un clima estable para diferentes cultivos.

Área plantada: 2.634 ha

Producción: soja, maíz, cultivos de cobertura

Fazenda Estrela: Ubicada cerca de la ciudad de Campo Novo do Parecis en Mato Grosso, y con la Certificación RTRS desde 2013, incluida en la certificación grupal de Amaggi. Se trata de una finca de porte mediano, con un moderno sistema de producción. La región donde se encuentra tiene un clima estable para diferentes cultivos.

Área plantada: 2.885 ha

Producción: soja, maíz, cultivos de cobertura