Youtube Linkedin Flickr

MÁS ALLÁ DE LA DEFORESTACIÓN

La deforestación y conversión de tierras naturales destinadas para producción agrícola es, actualmente, un tema de gran preocupación a nivel mundial.

La soja – fuente de proteína para la alimentación humana y animal – es considerada uno de los principales factores causantes de la deforestación y la conversión de tierras naturales, particularmente en Argentina, Brasil y Paraguay.

Durante más de una década, diversos actores de las distintas cadenas de valor de commodities trabajaron para encontrar la mejor manera de abordar el tema de la deforestación en las cadenas de abastecimiento, aunque aún no han alcanzado los resultados esperados.

Según el último informe de IDH, el European Soy Monitor, publicado en 2019 con datos de 2017, solo un 13% (4.5 millones de toneladas) del total de soja consumida en la UE (34.4 millones de toneladas) fueron certificadas por estándares identificados como cero deforestación.

RTRS entiende que, si bien no es la única solución, la certificación de soja constituye un instrumento valioso y holístico (económico, social y ambiental) que ya está implementado y que promueve prácticas agrícolas sustentables en las áreas productivas. Más específicamente, garantiza conformidad con respecto de uno de los temas más relevantes del momento: soja cero deforestación y cero conversión verificada [1].

La necesidad de resolver problemas importantes presenta sus propios dilemas y desafíos. La deforestación es el tema de mayor relevancia del momento; en esto coincidimos todos. Pero, ¿qué pasa con la sustentabilidad como concepto integral? Además de la problemática de la deforestación y la conversión, el cumplimiento legal, las buenas prácticas empresariales y agrícolas, las condiciones laborales responsables y las relaciones con la comunidad son elementos que también deben considerarse si el objetivo es lograr reducir los riesgos de las cadenas de abastecimiento de soja.

RTRS ofrece un estándar de certificación de soja responsable que establece explícitamente criterios de cero deforestación y cero conversión. Esto significa que no se permite la conversión de vegetación natural, pendientes escarpadas y áreas designadas por ley para la conservación nativa y/o la protección cultural y social.

A fin de garantizar la cero deforestación y cero conversión en la producción de soja, los productores deben proporcionar evidencia objetiva durante las auditorías – llevadas a cabo por terceros acreditados e independientes (entes de certificación) – para demostrar que cumplen con los requisitos del estándar de producción RTRS; esto incluye imágenes aéreas, mapas y otras imágenes satelitales que demuestren que no se ha producido deforestación o conversión.

Asimismo, el esquema de certificación RTRS tiene un enfoque verdaderamente holístico que garantiza prácticas empresariales y agrícolas responsables; la preservación de la biodiversidad [2], el suelo y el agua; la protección de los derechos humanos y de los trabajadores; el respeto de las costumbres y culturas de los pueblos originarios y la contribución al bienestar de las comunidades locales.

A la vez, para agregar valor de forma continua a la certificación de la producción de soja y acompañar la transición hacia un mejor abastecimiento y más sustentable, RTRS ofrece la certificación de Cadena de Custodia, que incluye Balance de Masas, Segregación (soja no-OGM) y Biocombustibles, que facilita el flujo de soja física certificada RTRS en el mercado.

Como una plataforma global multisectorial que reúne a actores de toda la cadena de valor, RTRS valora todo intento de poner fin a la deforestación: la producción de soja no debe poner en peligro la biodiversidad global. RTRS exhorta a los distintos actores de la cadena de abastecimiento a ir más allá; las prácticas y aspectos sociales y agrícolas asociados a la producción de soja (y la agricultura en general) también son temas de relevancia. RTRS cree en abordajes holísticos.

Breves puntos destacados de los resultados de RTRS relacionados con la certificación:

– RTRS nuclea a actores de toda la cadena de abastecimiento de soja -desde la producción (5.400 productores certificados RTRS en todo el mundo) hasta el consumo.

4 millones de toneladas de soja certificada producida en 2019 y verificada por terceras partes, que garantiza:

  • cumplimiento legal
  • cero deforestación y cero conversión
  • cero discriminación
  • condiciones laborales responsables
  • cero esclavitud
  • cero trabajo infantil
  • protección y respeto de los derechos de los pueblos originarios

– existen además diferentes modelos de certificación de la cadena de abastecimiento disponibles:

  • Certificación de Cadena de Custodia para soja física certificada RTRS Balance de Masas (de Sitio o Balance Nacional de Materiales).
  • Certificación de Cadena de Custodia + módulo de Segregación para soja no-OGM certificada RTRS.
  • Certificación de Cadena de Custodia + módulo EU RED para soja certificada RTRS para la producción de biocombustibles.

– La Asociación facilita el uso de la Plataforma de Comercialización RTRS, herramienta de trazabilidad online de alcance global que conecta a los actores de la cadena de valor de la soja sustentable y permite registrar las transacciones de material certificado RTRS (créditos o flujo físico).

Como uno de los facilitadores para lograr los objetivos de sustentabilidad presentes y futuros, alentamos el uso de herramientas ya implementadas y comprobadas que permiten incrementar la disponibilidad y la adopción de soja responsable y alcanzar los cambios que todos buscamos.

Referencias:

[1] Según el estudio comparativo de Profundo Setting the bar for deforestation-free soy in Europe. A benchmark to assess the suitability of voluntary standard systems”, el estándar RTRS ha incluido la mayor cantidad de disposiciones para optimizar los niveles de aseguramiento del estándar.
[2] Según el estudio comparativo de Profundo Setting the bar for deforestation-free soy in Europe. A benchmark to assess the suitability of voluntary standard systems”, entre ocho estándares, RTRS e ISCC Plus se destacan como los dos esquemas que incluyen la mayor cantidad de disposiciones sobre bosques, humedales y protección de la biodiversidad, lo cual se combina con un nivel relativamente alto de aseguramiento del estándar.