Youtube Linkedin

El 20% de la superficie cultivada de soja en Maranhão ha sido certificada por RTRS

Una comisión de la Round Table on Responsible Soy Association visitó los estados de Maranhão y Piauí y mantuvo reuniones con representantes del gobierno e instituciones. La primera parada fue en Fazenda Progresso, en la ciudad de Sebastião Leal (Piauí), con 35.000 hectáreas de soja certificada. El grupo posee otras propiedades en Piauí y Minas Gerais, que ascienden a un total de 46.000 hectáreas. El propietario, Cornelio Sanders, produce semillas de soja transgénica y no transgénica y año tras año invierte en mejoras e innovación para asistir a la comunidad local.

La última inversión que hicimos en el establecimiento fue la instalación de paneles solares para cubrir las necesidades de energía. También se adquirieron paneles para donar a un jardín maternal y una escuela primaria de la municipalidad, que se construyó con la ayuda del establecimiento agrícola. Es notable el grado de integración entre la comunidad y el establecimiento, con varios proyectos conjuntos en curso. La certificación RTRS va más allá de la deforestación cero, ya que la producción sostenible también tiene que tener en cuenta el impacto social”, señala Cid Sanches, Consultor Externo de RTRS.

En 2017, el estándar RTRS fue presentado ante el International Trade Center (ITC) e incluido en su mapa de estándares, junto con otros 210 estándares. RTRS es líder en temas ambientales y sociales (comunidad y derechos humanos), requisitos que establecen los criterios del ITC. El mapa constituye una importante herramienta de investigación global para comparar y tomar referencias de sistemas de sustentabilidad.

Luego el grupo viajó a los establecimientos de Maranhão certificados desde 2016, recorriendo un total de más de 95.000 hectáreas certificadas. Mantuvieron reuniones con el Directorio de la Fundación de Apoyo a la Investigación del Corredor de Exportación Norte (FAPCEN) y presentaron datos sobre las actividades de RTRS en Brasil y el resto del mundo. También conversaron sobre el mercado europeo y el interés de las cadenas de supermercados alemanes en establecimientos agrícolas certificados por la Fundación.

Mientras que en todo el mundo el 1% de la soja tiene certificación RTRS, en Maranhão el 20% de la superficie cultivada de soja ha sido certificada por RTRS. El mercado europeo cada vez es más riguroso y en el mercado asiático aumenta el interés; en el futuro cercano, más que una ventaja competitiva, la certificación será un importante facilitador para asegurar el acceso al mercado”, dice Marcelo Visconti, Director Ejecutivo de RTRS.

A pesar de los logros positivos en algunos sectores, Maranhão sigue siendo uno de los estados más pobres y necesitados de Brasil, con el segundo Índice de Desarrollo Humano más bajo del país. Por tal motivo, deben consolidarse iniciativas de producción sustentable para ganar en escala y contribuir al mayor desarrollo del estado.

En la ciudad de São Luís (Maranhão), el grupo también se reunió con representantes de secretarías y del gobierno del estado de Maranhão, así como con autoridades de Earth Innovation, FAPCEN y el Puerto de Itaqui. La partes acordaron que el estado necesita un proyecto para aumentar la producción de manera sustentable y un plan para agregar valor y generar empleo. La ejecución de los proyectos se materializaría a través de herramientas y contaría con el apoyo de los excelentes servicios que presta el Puerto de Itaqui.

Todo este trabajo es iniciativa de GCF (Governor’s Climate Forestry), y está promovido y organizado por la estrategia jurisdiccional para paisajes sustentables de Earth Innovation. RTRS juega un importante papel en este escenario, en que la GCF se ha comprometido a eliminar la deforestación para el 2020 y ha abordado temas que atañen a los criterios principales de RTRS. Todas las reuniones y visitas, que fueron sumamente importantes, permitieron a los participantes introducir mejoras y conocer más acerca de la producción, el procesamiento y la comercialización de soja responsable en la región de MATOPI» señaló Visconti.