Youtube Linkedin

¿Qué fue y qué nos dejó RT11?

CADENA PRODUCTIVA DE LA SOJA SUSTENTABLE SE REÚNE PARA DEBATIR SOBRE EL FUTURO DEL SECTOR EN RT11

Más de 200 personas participaron del encuentro organizado por la RTRS. 

Entre el 1 y el 2 de junio, Brasilia-DF fue sede de la 11° Conferencia Anual de la Asociación Internacional de Soja Responsable (RTRS). El objetivo del evento fue promover un diálogo sobre la producción y el comercio en el contexto más amplio de la sustentabilidad ambiental y social, y de las políticas públicas y sobre el rol de cada integrante de la cadena productiva. Se reunieron productores, representantes del sector, del gobierno y de la sociedad civil a fin de crear un foro de diálogo global y multilateral sobre la soja y los desafíos futuros.

OLAF_BRUGMAN_._OPENINGLa apertura del encuentro estuvo a cargo del presidente de la RTRS, Olaf Brugman, quien destacó la necesidad de mantener un intenso diálogo sobre el futuro de la soja sustentable. “La RTRS se esfuerza para promover la soja sustentable, inclusiva y benéfica. Implementamos exitosamente la certificación, pero la Asociación es mucho más que un mecanismo de educación. Cuando comenzamos, el grupo estaba formado por 12 integrantes que querían la certificación; actualmente, contamos con cientos de participantes”, dijo el Sr. Brugman.

Asimismo, agrega que en América del Sur hay una cantidad mayor de productores, y que en Europa están los compradores de la soja sustentable. “Alcanzar el 100% de soja sustentable será una tarea heroica, pero lo lograremos aunando fuerzas. En la actualidad tenemos globalmente 3,2 millones de toneladas de soja sustentable y Brasil representa 1,5 millones de ese total. Nuestro crecimiento ha mantenido un ritmo constante y en 2015 nuestra cantidad de miembros creció un 20% frente a 2014, en donde la mayoría eran empresas que producen alimentos”, afirma.

A continuación, Roberto Rodrigues, ex-ministro de Agricultura, Ganadería y Abastecimiento de Brasil y actual coordinador del Centro de Agronegocios de la FGV/EESP, afirmó que el desafío de la humanidad es garantizar la seguridad de los alimentos. “Donde hay hambre, no hay paz. Según la FAO, en 2020 la oferta mundial de alimentos deberá crecer un 20%. Para que esto ocurra, Brasil debe crecer un 40%. Esto es una gran responsabilidad y un desafío que no podrá concretarse sin la sustentabilidad. En este escenario, la soja es el producto más importante en el agronegocio brasilero y se exporta el 56% de la producción. Los productores solo sobrevivirán si son competitivos y utilizan tecnologías de manera sustentable”, destaca.

Luego, se presentaron los temas que se debatirían durante la jornada y los participantes se reunieron en tres sesiones paralelas: Planificación del paisaje e inteligencia, Abastecimiento responsable de la cadena de suministros y Tecnología e innovación en el campo. El primer tema fue moderado por Arnaldo Carneiro de Agroicone, que considera que el cerrado brasilero tiene un futuro de crisis climática y las superficies abiertas de pastos tienen un gran potencial. “Tenemos que ser inteligentes para expandir la producción de soja, algo que en Brasil es agenda obligatoria. Agrupaciones como RTRS dan la posibilidad de reflexionar sobre el paisaje territorial. La conservación debe combinarse con la producción y con el uso de la inteligencia territorial”, afirma.

El segundo tema estuvo a cargo de Terence Baines de Unilever quien informó que la empresa espera que para el 2020 el 100% de los productos agrícolas que compren sean sustentables. “El consumidor cada vez más busca productos certificados, cultivados en granjas con buenas prácticas agrícolas y que no realicen deforestaciones. Si encuentra un producto con el mismo precio que el de la góndola, el consumidor paga por el sustentable”, comenta. El tercer tema fue moderado por Gisela Introvani de la Fundação de Apoio a Pesquisa do Corredor de Exportação Norte (FAPCEN), que trató la importancia del programa de la Integración Cultivos-Ganadería-Bosque y la necesidad de avanzar en estudios para el perfil del suelo. “La tecnología tiene la posibilidad de incrementar la productividad y el rendimiento. La agricultura no es solo plantar y cosechar. Tuvimos un gran debate sobre el manejo integrado, bosques nativos, sucesión familiar, cómo entrar en el mercado de reventa y traer empresas multinacionales”, destaca.

Sesiones_Paralelas_de_RT11Luego de las sesiones paralelas, productores, representantes de la sociedad civil y del sector se dividieron en grupos para analizar cuáles fueron los desafíos e impulsores de la agenda de la soja sustentable, y qué es lo que debe hacer cada grupo para avanzar en esta agenda. Los moderadores de esta sesión fueron Juliana Lopes de Amaggi y Fiona Wheatley de M&S. Lopes considera que el primer impacto para el productor es conocer la certificación. “Una vez que la conoce, sabe que tienen un plazo para hacer las modificaciones en la granja. Y, a partir del segundo año, ya percibe las mejoras, como la reducción de riesgos a causa del cumplimiento de las leyes, ahorros en insumos, por ejemplo el combustible”, afirma Lopes.

En el segundo día, los disertantes Oswaldo Carvalho de Earth Innovation, Ashis Mondal de Action for Social Advancement, Marco Pavarino de MDA (Ministerio de Desarrollo Agrario) de Brasil y Caio Magri del Instituto Ethos analizaron lo que las cadenas de abastecimiento de soja pueden hacer para promover la inclusión social y el desarrollo igualitario. Las dimensiones sociales de la soja sustentable tratadas abordaron los temas de inclusión social para los pequeños agricultores, dimensiones de la esclavitud moderna y riesgos y oportunidades ambientales y sociales. Al finalizar el evento, se trató el futuro de la soja sustentable para las próximas generaciones y cómo la RTRS puede contribuir para lograr esta visión.

Según Olaf Brugman, el haber realizado esta Conferencia en Brasil es de extrema importancia por la representatividad del país en la RTRS. “El evento reunió a los principales actores y productores para discutir el futuro del mercado, lo cual potencializará los resultados en un largo plazo. Hemos alcanzado nuestro objetivo de promover un intercambio de conocimiento, experiencias y puntos de vista entre los participantes. Deseamos que estos debates garanticen la innovación en la cadena de valor de la soja y su sustentabilidad económica”, finaliza Brugman.

Resumen

Acerca de RTRS

Fundada en 2006, la Asociación Internacional de la Soja Responsable (RTRS, por su sigla en inglés) es una iniciativa internacional formada por los principales representantes de la cadena de valor de la soja, como productores, industria, comercio, finanzas y de la sociedad civil. Los actores de esas diferentes áreas se reúnen en torno a un objetivo común, promoviendo el diálogo y la toma de decisiones por consenso. La misión de la entidad es promover el uso y el crecimiento de la producción de la soja sustentable. Por medio del Estándar RTRS de Producción de Soja, que se aplica en todo el mundo, se busca garantizar una producción ambientalmente correcta, socialmente adecuada y económicamente viable. Hoy, la RTRS cuenta con más de 180 miembros en países de todo el mundo. www.responsiblesoy.org/